¿Os habéis planteado alguna vez una estrategia de carrera?

¿Sois los que salís y lo dais todo desde principio a fin? Si haces esto último, eso también se considera estrategia de carrera.

Al hablar de la estrategia de carrera, perfectamente podríamos hablar del pacing, este es simplemente la distribución del ritmo durante una competición.

Hay varias posibilidades de pacing que se pueden poner en práctica en función de la condición de cada uno.

 

  • Competir en positivo +, que consiste en empezar muy fuerte para ir bajando luego el ritmo. Habrá que tener mucho cuidado de no pasarse mucho al principio, ya que una cosa es bajar el ritmo teniéndolo en cuenta, a bajarlo por desfallecimiento o por quedarte sin punch.
  • Tenemos lo contrario, competir en -, que consiste en empezar lento y terminar rápido. Este es el que mucha gente lo usa, pero sin saberlo. Preparan una competición y lo hacen bien, que van pasando los kilómetros y se dan cuenta que están muy bien y van apretando hasta conseguir su RP.
  • Otra forma sería en parábola, se empieza fuerte, en mitad de la carrera se baja el ritmo para volver apretar al final. Hay que tener mucho control de las fuerzas que uno tiene para que este método salga bien.
  • Podemos correr a un ritmo constante durante toda la prueba.
  • Y por último tendríamos correr a jalones, que sería correr con cambios sucesivos. Fuerte, suave, fuerte, suave, así sucesivamente.
Tipos de pacing

Pacing

Como veis tenemos varias posibilidades a la hora de competir en una carrera.

Lo más importante es saber que pacing va más con cada uno, y saber en todo momento si lo vas a poder mantener. Como siempre, lo más adecuado será probarlo en un entrenamiento previo a la carrera objetivo. Y por supuesto, habrá estrategias más indicadas para unas distancias que para otras.

¿Con cuál te quedas tú?

Categorías: Entrenamiento

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar