Correr en verano

Con la llegada del verano y sus altas temperaturas a los corredores se nos plantea el problema de elegir bien la hora a la que salimos a entrenar.

Para correr en verano lo más recomendable sería salir a entrenar en aquellas horas del día que no haga tanto calor. Hay que evitar las zonas centrales del día. Pero lo más fácil sería consultar el tiempo.

Las mejores horas son las primeras de la mañana y las últimas de la tarde. En estas franjas el sol ya no pega tanto y nuestro entrenamiento será más llevadero.

Pero hay casos en los que no queda más remedio que entrenar en horas realmente malas para correr, en estos casos debemos tener en consideración unos puntos muy importantes:

  • Antes de salir usa protección solar.
  • Las gafas de sol y una gorra deben de ser material obligatorio.
  • Es buen momento para lucir cuerpo, así que usa ropa que tape menos para que el cuerpo pueda refrigerarse.
  • Hay que pasar por sitios donde podamos beber agua, a día de hoy por las recomendaciones de sanidad podemos encontrarnos con las fuentes sin agua, así que para prevenir habrá que salir con alguna botella con nosotros.
  • Elige zonas con sombra para entrenar.
  • Los días duros de series, intenta no hacerlos en estas horas, el cuerpo lo notaría más de la cuenta.
  • Antes, durante y después, bebe y repón líquidos.

En sitios de playa en caso de tener más humedad de lo habitual recuerda que tu ingesta de líquidos la tendrás que aumentar.

Lo importante es salir a entrenar, peor siempre hay que poner esos detalles de lógica para que el entrenamiento sea más beneficiosos que perjudicial. Acortar el tiempo, la intensidad, pasar por fuentes, ropa clara, protección solar… son cosas que suman, que no se olviden.

Categorías: Salud y Fitness

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar