Falta de tiempo

A todos nos ha pasado alguna vez eso de tener menos tiempo del que nos gustaría para poder entrenar.

Hay veces que el día se complica más de la cuenta, ¿verdad?

Ahora bien, en esos días… ¿cuál es el motivo de acortar siempre el calentamiento o los estiramientos?

Mal hacemos si pensamos que acortando estas dos partes del entrenamiento será igual de efectivo por la falta de tiempo.

Hay veces que directamente no se acortan, directamente no se hacen, ¡error! y de los gordos, ya que al final suprimirás esa parte siempre.

En estos días y en función del tiempo del que se disponga hay que modificar el entrenamiento si o si, pero siempre siendo fiel a los principios de este.

En estos días olvídate de entrenos de calidad como las series, o entrenamientos duros de cuestas… eso mejor cuando tengas más tiempo.

La mejor opción, hacer rodajes suaves para desconectar y para no exigir mucho al cuerpo. Aunque hay veces que más de uno con el estrés lo que necesita es soltar adrenalina.

Ahora bien, que pasa en esos casos, en los que si tenemos que meter entrenamientos de calidad en esos días en los que hay falta de tiempo.

Pues para mí la cosa está clara, hay que comprimir todo un poco. En lugar de hacer un calentamiento de 15′, bajarlo a 10′, o a 8′ y hacerlo más intenso. Que hay series y tenías 6 series de 1000, pues dejarlo en 4 o en 3 series. Y los estiramientos finales, pues si dedicas 10′ acortar y dejarlos en 5′ por poner un ejemplo. Pero siempre respetando calentamiento, parte principal y vuelta a la calma.

Los fines de semana son los días en los cuales vamos a tener más tiempo, por lo menos en la mayoría de los casos, así que deja esos entrenamientos importantes para esos días.

Pero lo que si tengo claro, es que todo los cambios que hagas a un programa de entrenamiento lo hagas al comienzo de la semana, ya que las improvisaciones nunca suelen salir bien.

Categorías: Entrenamiento

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar